For Dummies / Internacional

UN DÍA COMO HOY: Obama se convirtió en presidente

Un día como hoy (20 de enero), pero del año 2009 Barack Hussein Obama tomó protesta, como el 44° presidente de Estados Unidos. En una ceremonia histórica, se convirtió en el primer afroamericano en ocupar el cargo.

Prestó juramento ante el titular de la Corte Suprema de Justicia, levantando la mano derecha a la altura de su cabeza y posando su mano izquierda sobre una biblia que perteneció a Abraham Lincoln. La sede tuvo lugar en el Capitolio, sede del Poder Legislativo y cuando Obama accedió a las escalinatas, los más de dos kilómetros que mide el parque del Mall de Washington, irrumpieron en un grito de júbilo. Se calcula que cerca de dos millones de personas se congregaron frente al Capitolio de Washington para ser testigos de este histórico evento.

Barack Obama, se ha convertido en uno de los oradores más reconocidos de la historia. Su estilo es muy similar al de figuras como Lincoln, JFK, Luther King o Bobby Kennedy, pero siempre con un toque personal, directo y cercano para el oyente. Su campaña fue de las primeras campañas electorales exitosas que implementaron las redes sociales, y pasó a la historia como un ejemplo esencial del marketing político.

A finales del 2008 la revista Forbes eligió como la mejor empresa del año en todo el mundo a aquella campaña. En apenas nueve meses pasó de cero a mil millones de dólares de facturación y de cero a más de un millón de empleados, voluntarios y simpatizantes. Y todo por la ideología tan única utilizada en la campaña, basándose en que en política, la gente no recuerda lo que le dices, la gente recuerda cómo le hiciste sentir cuando se lo dijiste.

Los discursos de Obama tienen una serie de cosas en común:  todos son breves porque está demostrado que la capacidad de atención del ser humano no supera los 30-40 minutos y no suele recordar más de dos mensajes por discurso. Todos utilizan un lenguaje comprensible, un mensaje real y verdadero que emisor y receptor entiendan y compartan. Y todos son esperanzadores, incluyen un mensaje capaz de entusiasmar, motivar y movilizar a su audiencia.

El objetivo y el target durante la camapaña fue convencer a esa gran masa de indecisos que inclina la balanza. Tanto en 2008 como en 2012, ese sector no se alcanzaba con los medios tradicionales de difusión política. Eran en especial  jóvenes, a los millones que votaban por primera vez, y a los hispanos (la comunidad que mayor crecimiento demográfico ha experimentado en la última década).

Todo esto dio como resultado que encontraran en Obama un discurso dirigido específicamente a ellos, a través de nuevos canales (se insertaron anuncios en videojuegos, Obama compartió con Spider-Man protagonismo en un cómic lanzado días antes de la jura presidencial), se les habló directamente, a través de vecinos simpatizantes y voluntarios. Así se rompió con el emblema político de un candidato muy profesional, frio y serio que vive a miles de kilómetros y solo llega a pedir tu un voto.

Ademas los métodos tradicionales, se canalizó  una red social propia en internet, MyBarackObama.com, que dio pie a una gran comunidad online en la que el foco era la gente y sus inquietudes, no el candidato.

Las consecuencias de estas exitosas campañas ya todos las conocemos, ya que a finales del 2012 Obama resultó presidente re-electo por 4 años más.

Sin duda una pieza clave de la popularidad (que últimamente ha ido a la baja) del presidente es Michelle Obama, la primera dama que ha ganado con su carisma al pueblo estadounidense, rebasando incluso a su marido en indices de popularidad.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s