Trivialidades

Entiende el porque del Miércoles de Ceniza

Miercoles de Ceniza Imagen frente

Por conocer los rituales que practicas, o solo por cultura general, a continuación te presento una breve explicación del significado del “Miércoles de Ceniza”, Cuaresma y Semana Santa.

¿Qué es el Miércoles de Ceniza?

El Miércoles de Ceniza marca el inicio de la Cuaresma en los calendarios litúrgicos católico, protestante y anglicano. Con este día se da inicio a los cuarenta días anteriores a la Semana Santa. Es costumbre acudir a la iglesia a “tomar ceniza”, escuchar misa y/o solo la palabra y recibir la ceniza (extraída de los Ramos Benditos de la Semana Santa anterior) con una marca en la frente. La persona que impone la ceniza en tu frente repite “Polvo eres y el polvo te convertirás” o “Arrepiéntete y cree en el evangelio” Esto como muestra y recordatorio de comenzar los días santos con humildad. Con el Miércoles de Ceniza se marca el inicio de la Cuaresma.

La Cuaresma

La cuaresma son los 40 días anteriores a la Semana Santa (días santos). Antes de que Jesús cumpliera su misión publica, estuvo 40 días en el desierto en oración, en donde fue tentado 3 veces por el diablo. Recordando ésto los creyentes a lo largo del tiempo de Cuaresma, son llamados a reforzar su fé  mediante diversos actos de penitencia y reflexión.

El sexto domingo de cuaresma es conocido como el Domingo de Ramos

Además de marcar el inicio de la Semana Santa, el Domingo de Ramos conmemora la entrada mesiánica de Jesús de Nazaret en Jerusalén para dar comienzo así a su pasión y muerte en la cruz.

Tal como lo relatan los evangelios se revive y conmemora la procesión de palmas con la que Jesús fué recibido en Jerusalén, es un día alegre y triste al mismo tiempo, y una de las más intensas liturgias junto con la del Jueves Santo, Viernes Santo y Domingo de Resurrección.

Los días santos

Jueves Santo: El jueves posterior al Domingo de Ramos es marcado en el calendario como Jueves Santo. Este día es el que abre el Triduo Pascual ( tiempo comprendido desde la tarde del Jueves Santo, hasta la madrugada del Domingo de Pascua,). En este día la Iglesia católica conmemora la institución de la Eucaristía en la Última Cena y el lavatorio de los pies realizado por Jesús a sus discípulos.

Viernes Santo:  El viernes Santo se medita sobre la pasión de Cristo y se conmemora la cruz; la Iglesia, siguiendo una antiquísima tradición, este día no celebra la Eucaristía, sino que los fieles comulgan con las hostias sobrantes del día anterior. En este día, la Iglesia Católica manda a sus fieles guardar ayuno y abstinencia de carne como penitencia.

En muchos lugares se conmemora el Viernes Santo con el rezo del Vía Crucis, donde a través de catorce estaciones se rememoran los pasos de Jesús camino a su muerte. También es costumbre en algunos lugares la meditación de las Siete Palabras que Jesús pronunció en la Cruz. En otros sitios se celebra la procesión del Santo Entierro y el turno de vela ante el sepulcro.

El Viernes Santo es el único día del calendario litúrgico católico donde no se celebra la Misa, como luto por la muerte del Señor. Las campanas permanecen mudas, siendo sustituidas en algunos lugares por matracas de madera.

Sábado Santo:  El Sábado Santo o Sábado de Gloria es el día del gran silencio: la Iglesia permanece junto al sepulcro del Señor, meditando su pasión y muerte, esperando su resurrección. Este día en las Iglesias no se imparte Misa ni se administran sacramentos (a excepción de la Penitencia y la Unción de los Enfermos).

Domingo de Resurrección:  Este día es la fiesta central del cristianismo, se conmemora, de acuerdo con los evangelios, la resurrección de Jesús al tercer día después de haber sido crucificado. Así se marca el final de la Semana Santa.  Y se celebra la base de la religión católica: la resurrección del Señor.

A la Semana Santa le sigue un período de cincuenta días llamado Tiempo pascual, que termina con el Domingo de Pentecostés (día en el que se conmemora la venida del Espiritú Santo a los apóstoles).

La Semana Santa no es una fecha fija en el calendario. Su fecha se fija en base al Domingo de Pascua. En el Primer Concilio de Nicea (Concilio convocado por el emperador Constantino I en el año 325  para establecer la paz religiosa y construir la unidad de la Iglesia cristiana) se estableció que la fecha de Pascua se celebraría el primer domingo de luna llena tras el equinoccio de primavera (20 o 21 de marzo) por lo tanto las fechas siempre van a variar entre el 22 de marzo y el 25 de abril. Es por eso que el Viernes Santo siempre sera acompañado de una luna llena que incrementa el aire de nostalgia, misterio y fé que se respira en esos días.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s