Internacional

La esclavitud del Siglo XXI: La trata de personas

Real Men Dont Buy Girls

Quiero compartirles un comentario publicado por una compañera y amiga conocedora del tema de trata de personas, para conocer estadísticas y concientizarnos del tema y de nuestro papel como sociedad.

“Según la ONU hace más de 50 años se abolió la esclavitud, el hecho de que una persona sea propiedad de otra se ha convertido en algo impensable para la sociedad actual, sin embargo hoy vengo a hablarles de una nueva forma de esclavitud, una que quizás no este ocurriendo aquí pero si está ocurriendo ahora, la esclavitud del siglo XXI: la trata de personas.

Por “trata de personas” quiero que entiendan que es el acto de captar, transportar, trasladar o acoger personas recurriendo a la amenaza, la fuerza, el engaño o el abuso del poder para después explotarlas sexualmente.

La película Búsqueda Implacable, narra la historia de dos amigas que viajan a Europa siguiendo el tour de U2 y por compartir el taxi con un desconocido y darle alguna información se convierten en víctimas de una mafia de tratantes y el padre de una de ellas que también era un agente jubilado de la CIA va en su rescate.

Fue gracias a esta película que al menos yo me di cuenta que caer en una red de explotación le puede pasar a cualquiera, así me quite la idea de que esto no pasa o que solamente ocurre en situaciones de extrema pobreza o en países muy lejanos. En los últimos años este tema me ha apasionado y es por eso que me interesa que se conozca lo que sucede con las más de tres millones de personas sometidas a trata que no corrieron con la suerte de tener un papá que trabajara para el CIA.

Según UNICEF hay 1,2 millones de niños traficados cada año. En cifras económicas, que desgraciadamente es como se miden las más sucias tragedias humanas, se trata de un negocio con ganancias de entre 7 y 12 billones de dólares anuales y se encuentra justo por debajo del tráfico de drogas y encima del tráfico de armas en cuestiones de ganancias económicas.

Lo que más me da rabia, impotencia y me duele es que más del 50% de las víctimas son menores de edad. Desgraciadamente el modus operandi de las mafias está mejor organizado que el de los mismos gobiernos.

Me indigna la impunidad con la que se manejan para lucrar con la parte más vulnerable de la sociedad y no me puedo ni imaginar la pesadilla que debe ser que te despojen de lo más valioso que tienes que son tu libertad, tus derechos humanos y del control de qué hacer con tu cuerpo. A veces pienso que quien se beneficie de estos repugnantes actos no son humanos y peor aún, que la sociedad prefiera no enterarse de estos temas por que son crudos, duros y muy difíciles de abordar.

 Pero, ¿qué pasaría si dejáramos de escuchar sólo cifras y comenzáramos a poner nombres, caras y apellidos a las víctimas? Escuchar números en los noticieros todos los días nos han desensibilizado en muchos temas pero, si pudiéramos escuchar dos minutos el testimonio de una niña que es obligada todos los días a tener relaciones sexuales con más de 32 hombres, ¿seguiríamos volteando a otro lado?.Si a una de nuestras amigas a base de engaños la hubieran echado a un prostíbulo en Estambul sin forma de volver a casa, ¿nos sería indiferente?. Si las autoridades pudieran sentir por cinco minutos la desesperación que siente una madre buscando a su hija ¿se pondrían en acción? ¿Hasta cuando seguiremos fingiendo que no pasa nada?

Creo que es momento de responsabilizarnos como sociedad, de cuestionar al poder que son los grandes implicados y de devolverle la dignidad a las mujeres, niños y niñas que se han convertido en objeto de venta, consumo y desecho. Es momento de que abramos los ojos a esta realidad.

Habló hoy por todos quienes han dejado de ser personas para convertirse en productos. Y recordarles que nuestra vida tiene valor, pero nuestro cuerpo no tiene precio.”

Es momento de concientizar, si vas a prostíbulos o table dances estas siendo la parte mayor del problema, ¡estas consumiendo a la mujer como producto! y estas comprando el producto que es robado, lastimado y traficado de la manera más sucia y ruin. Como afirma la publicidad de la campaña impulsada por la fundación DNA de la actriz Demi Moore y Ashton Kutcher:

REAL MEN DON´T BUY GIRLS – LOS VERDADEROS HOMBRES NO COMPRAN MUJERES.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s