Internacional

Yahya Jammeh: dictador de Gambia

El pasado viernes 26 de septiembre, caminando por la ciudad de Nueva York fuí espectadora cercana de una protesta en contra de un dictador africano, que se hospedaba en un hotel de la ciudad, después de acudir a la 69 Asamblea General de las Naciones Unidas.

Los letreros, gritos e insultos no dejaron de estar presentes, y al tener la oportunidad de platicar con uno de los manifestantes comprendí el porque. El protagonista de todo esto era Yahya Jammeh, jefe de estado (considerado dictador) de Gambia, África desde septiembre de 1996. Acusado de asesinar a un reportero, restringir la libertad de expresión en su país y condenar a cadena perpetua a diez oficiales que “conspiraban en su contra”.

Yahya Jammeh

Fue en ese momento en el que desgraciadamente me di cuenta, que existen múltiples injusticias como estas que el mundo en general desconoce o ignora, y esta es una de las razones por las que les informo del tema.

Yahya Jammeh nació el 25 de mayo de 1965. Llego al poder de Gambia en uno de los conflictos más sangrientos de la historia de su país, cuando en 1994 siendo el presidente del Consejo de Gobierno Provisional de las Fuerzas Armadas, tomó el control del país en un golpe de estado en julio de 1994, dos años después fue elegido presidente (1996) en unas controversiales y criticas elecciones, mismo poder que conserva a la fecha.

Desde entonces, se ha caracterizado por coartar las libertades de los ciudadanos de Gambia, y como cualquier otro dictador, de tomar medidas injustas e autoritarias. Ha restringido la libertad de expresión, y en diciembre del 2004, se le acuso del asesinato de un periodista de periódico de Gambia  Deyda Hydara. En el 2006 se produjo un golpe de estado para derrocarlo del poder, organizado por el jefe del ejercito Ndure Cham. Dicho golpe fue interceptado y diez de los oficiales que participaban en dicho acontecimiento fueron condenados a cadena perpetua. En el 2013, en la 68 Asamblea General de las Naciones Unidas afirmó que las personas homosexuales eran “la mayor amenaza de la humanidad”, esta entre otras muchas incoherencias que le caracterizan.

Seria excelente que así como en el 2012, el fenómeno del documental de Kony hizo que millones de personas participaran en la causa, donaran, usaran playeras y difundieran la información, de igual manera la gente se indignara, protestara y difundiera la información por cualquier persona que es victima de una injusticia similar, que sus libertades son coartadas y en donde mostrar inconformidad es considerado un delito de cadena perpetua. Desgraciadamente en África los dictadores y las injusticias son comunes, pero alertar e informar al mundo de su injusta existencia es la mejor manera de poner los ojos y la atención de las personas sobre la realidad que hermanos nuestros viven en pleno 2014. Y si todas las victimas de injusticias se unieran, se mediatizaran y se denunciaran públicamente, les aseguro que estaríamos hablando de otra historia.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s