De Opinión de Marisa / Nacional

¿A qué se refieren cuando dicen que el cambio está en ti?

change ahead

En varias ocasiones escuchamos que la solución del país esta en nuestras manos, y hasta cierto punto es muy molesto escucharlo porque por desgracia al menos yo, no tengo las herramientas, los recursos ni el poder necesario para hacer el cambio que realmente me gustaría hacer en mi país, como bien dijo Denisse Dresser, “es masoquista quién afirma que tiene el gobierno que merece”, sabemos que merecemos más, pero si lo analizas un poco, esta frase tampoco es falsa.

Desgraciadamente, a los mexicanos nos gusta “echar culpas”, una vez que te das cuenta que el falló esta en ti, buscas a algún responsable para como coloquial-mente decimos “aventarle la pelota”. Si repruebo es porque el maestro me odia, si me castigan es porque mis papas son malos, si doy mordida es porque el policía era corrupto, y si no avanzamos es porque el gobierno hace mal su trabajo. Y no voy a negarte el tema del gobierno, porque en ese caso efectivamente las condiciones que como poder superior nos establecen nos condicionan en nuestra manera de vivir y trabajar, y de hasta donde podemos avanzar, pero esto no significa que en nuestras manos no quede “algo por hacer”.

Veamoslo de esta manera; el gobierno es el dueño de un terreno completo, del cual nos hace responsable de un pequeño espacio de 2 por 2 metros cuadrados: lo que nosotros hagamos con dicho espacio es responsabilidad nuestra. Pueden no darte las herramientas necesarias, pero de que algo se puede hacer, algo se puede hacer. ¿A que voy con todo esto? Que por más que nos duela aceptarlo, una parte del cambio si esta en nosotros (si, una parte).

Cada uno de nosotros, nace con una forma de pensar condicionada, a mi me gusta llamarlo “ADN mental”, aquí cargas si tus padres son liberales o conservadores, su forma de pensar, como te enseñan y te educan etc. Pero parte del “ADN mental” que todo mexicano carga está en cierta medida el tema de la corrupción. Sin generalizar, a muchos de nosotros cuando nos detiene un transito, una de tus opciones es corromperlo con mordida para evitar la multa, o buscas “agilizar” cualquier tramite burocrático buscando algún “conocido” que te lo resuelva o pagando para hacerlo. Sobre este tema podemos profundizar muy a fondo, y hay infinidad de situaciones en donde nuestro “ADN mental mexicano” actúa por nosotros de una manera que no actuaríamos en el extranjero, porque en cuanto cruzas la frontera, como mexicano, te comportas de manera diferente: no tiras basura, no te pasa por la cabeza dar mordida si tienes algún problema con la autoridad, y respetas los señalamientos, los limites de velocidad y los lugares para discapacitados, ¡ah! y también te enorgulleces de lo avanzado que esta “ese” país.

Bien dicen por ahí que “lo que te choca te checa”, es decir, que lo que te molesta de otros es porque en mayor o menor medida tu lo haces también, y si el tema de corrupción en el país nos molesta tanto, es porque en una medida muy, muy pero muy mínima nosotros somos parte de ello.

¿Que es lo que si podemos hacer? Esta en nuestras manos cambiar el ADN mental de las siguientes generaciones. Si borras de tu mente la opción de dar mordida cuando te detiene un transito, aceptas tu multa, la pagas en los primeros días para pagar menos y te formas en la fila de las oficinas de transito para hacerlo, estarías dejando de alimentar esa pequeña parte de la corrupción que anteriormente tu alimentabas, y lo mejor de todo, estarías dejando de enseñar a futuras generaciones la opción del “Plan b” en temas de corrupción, y el día que algún conocido suyo lo haga, lo verán igual de extraño a como un extranjero nos ve a nosotros cuando platicamos este tema.

La ley mexicana esta perfectamente bien escrita y bien fundamentada, el problema es lo que los mexicanos hacemos o no hacemos con ella. El día que logremos cambiar la forma de pensar del mexicano, el rescate del país estará hecho. 

Como bien escuche, “la verdad no peca pero si incomoda”. Y si, no te voy a mentir que suena muy fantasioso decir que nosotros podemos hacer el cambio en el país, y que irrita de sobremanera ver como la clase política roba y sigue robando sin impunidad, pero ¿que pasaría si todos nosotros empezamos a hacer las cosas bien y a cuestionar y señalar al que las hace mal? probablemente a corto plazo no pase mucho, pero si logras educar o re-educar a la próxima generación y cambiar su forma de pensar y actuar, estoy segura que será el inicio de una generación de mexicanos prósperos, y nada me haría más feliz, que a la hora de platicar con algún extranjero, las diferencias en la forma de actuar no fueran tan abismales. Si, esta en nosotros hacer algo: no seguir arrastrando los errores y pretextos que nos han hecho llegar hasta donde nuestro México esta hoy.

Probablemente la temática del vídeo sea otra, pero la conclusión es la misma “Children see, children do” (Los niños ven, los niños repiten). Si logramos hacer, y enseñar a hacer las cosas bien, podemos con todo derecho cuestionar a quien no las hace.

Te invito a ser parte de esta “fantasiosa” y nueva generación; que estamos HARTOS de la realidad que nos esta tocando vivir, ASQUEADOS de la corrupción y la impunidad de la clase política, pero que también creemos y queremos salvar a México. Como bien dije al principio, no tengo las herramientas, los recursos ni el poder necesario para hacer un cambio radical, pero si tengo en mis manos la decisión de con mis acciones diarias contribuir o no con una “nueva generación”, que por más fantasiosa que suene, si todos la llevamos a cabo, otra cosa seria.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s