De Opinión de Marisa

Aristegui VS MVS : Un perder-perder

TWEETMVS
El pleito Aristegui / MVS que como consecuencia ocasionó el despido de la periodista y de su equipo de la cadena  ha dado mucho de qué hablar desde su comienzo, si me permiten decirlo; es un perder-perder, y por más “Aristegui-Lover” que me considere es necesario reconocer que la soberbia de ambas partes nos están pasando a traer a la audiencia.

La cosa es muy clara: Aristegui estableció un ultimátum para su regreso, MVS no aceptó que una colaboradora suya les marcara “ultimátums”, el resultado: la salida de Aristegui y su equipo del aire.

Argumentos para su defensa tienen ambos a su favor, por un lado, Carmen asegura que no hizo mal uso de la marca, como lo afirman en su comunicado la familia Vargas, por el otro los Vargas no se prestan a condicionamientos y lo consideran “abuso de confianza”. Del otro lado del monitor, estamos los radio escuchas, con el argumento de más peso a nuestro favor: necesitamos un medio objetivo en el aire, sea bajo el espacio que sea, como la misma Carmen lo dijo ayer “En estos momentos del país, no queremos, ni debemos estar ausentes”.

Que Carmen regrese a MVS sería la salida más fácil para todos, como ella misma mencionó, el programa estaba en su auge más alto, era el más escuchado en el país, y la convirtió en la mujer más poderosa de México; puedo afirmar que logró tener más credibilidad que el presidente, y su aprobación y audiencia crecía como espuma. Para los Vargas, Carmen era el horario con audiencia segura, los radioescuchas ya estábamos acostumbrados a sintonizarla diariamente y personalmente hablando marcaba nuestras primeras horas del día. Salida que desgraciadamente, ayer con la respuesta de MVS se descartó.

Aristegui es Aristegui en el espacio que le dé voz, si algo ha demostrado es que sabe lo que vale y lo que representa y no se deja vender, doblar ni limitar por ningún medio, y sea el medio que sea lo que la audiencia queremos es volver a escuchar su programa, aunque con esta decisión se pierde el trabajo y esfuerzo que habían logrado: tener una audiencia segura, en un espacio “seguro”, y una nueva ruta podría perder a muchos en el camino. Si digo “podría” es porque las redes sociales han cambiado toda seguridad o certeza de lo que anteriormente pasaba, en otros tiempos, cambiar de espacio dejaría a radioescuchas perdidos en el camino, pero parece ser que ahora, la popularidad va a la alza porque mientras más controversial se vuelve todo esto, mas likes, followers y hashtags se consiguen.

FIRMASARISTEGUI

Lo más claro de todo esto, es que Aristegui es la villana de la telenovela que el gobierno y los medios habían creado para nosotros, el espacio y la fuerza que ha ganado es impresionante y su audiencia de su programa crecía como espuma. Queda claro que el temor a la verdad, a la objetividad, a las mentes pensantes, a las voces críticas que abrían las mentes a los ciudadanos son el arma más peligrosa y amenazante para el gobierno, para un gobierno que nos quiere pasivos , sin cuestionar, con las manos atadas y la boca tapada para dejarlos actuar sin critica ni observación, el gobierno quiere fomentar y alimentar la ignorancia y los medios ignorantes ; el nombre y apellido de estos ustedes los conocen , y la programación de los mismos es lo que nos tiene hundidos en esta especie de telenovela risible, patética e indignante que el PRI y Televisa quisieron crear para nosotros.

Este duopolio masivo de poder (gobierno-medios) nunca esperó que del otro lado se formara un gigante a la par; que lejos de tener las herramientas que ellos tienen (poder, micrófonos, medios) somos un gigante hecho de miles y millones de ciudadanos cotidianos que lo único que tenemos de arma motivante es la rabia del condicionamiento que nos han querido operar , y que juntos estamos haciendo una fuerte masa, que se está convirtiendo del tamaño que nunca esperaron que se convirtiera , y resultado de ello es la búsqueda de censura y de degollar la cabeza de este movimiento. Porque la cabeza de este gigante tiene nombre y apellido: Carmen Aristegui , y censurar su voz , es similar a querer degollar al gigante que se ha formado junto con ella y del que todos somos parte.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ustedes, como yo también lo he hecho se preguntaran ¿Qué tiene que ver el gobierno en este pleito?, porque pareciera ser que todo se lo achacamos a Peña Nieto, aunque no lo involucre directamente. Por un lado, la salida de Aristegui se relaciona con el reportaje que su equipo había hecho sobre la Casa Blanca de su esposa, pero el principal, es que los ciudadanos estamos tan cansados y tan hartos de la manera en cómo quieren condicionarnos, e ignorar las inconformidades que yo consideraría que ya no se pueden ignorar que nos sumamos a cualquier lucha, movimiento, pretexto o voz que represente la oposición, porque sea el partido que sea, de lo que estamos hartos es de nuestros gobernantes.

En varios artículos anteriores he mencionado, subestimar al pueblo es el error más grande de los gobiernos autoritarios, porque nada mueve más que la rabia de la indignante y patética forma en como juegan con nosotros y con el país a su antojo. Resultado de esto, es que se necesitará mucho más que censurar el programa de radio más escuchado del país para callar la voz que exige medios objetivos y reales. Lo vimos ayer, con la cantidad de audiencia que la conferencia de prensa que Aristegui dió ayer generó, dicha conferencia se canceló a las 2:30 de la tarde, se reprogramó para las 6:30 pm. y se retrasó aún 45 minutos más, a pesar de esta poca organización, la gente mantenía una expectativa durante toda la tarde, esperando el mensaje y comentándose en todos los medios electrónicos causando una zozobra de ansiedad. Para las 7:15 de la noche que comenzó la transmisión, más de 80,000 personas la sintonizábamos en vivo, ¿Se había visto esto antes? ¿Quién podría lograr algo similar? No es Carmen, es la libertad de expresión, es el cansancio hacia la censura, es la crítica al gobierno, es la inconformidad hacia los medios antiguos, y es la rabia e impotencia de limitar voces a su antojo lo que Carmen representa, y lo que todos seguimos…

Y si, como se ha mencionado en varias redes sociales, perdió MVS a la mejor conductora que hasta el momento ha tenido, perdió Carmen el espacio y la fuerza que su programa había ganado, perdimos los radioescuchas el programa que religiosamente sintonizábamos, pero así es la vida, así se mueven los hilos en el país, así es México.

¿Que sigue ahora? Sería muy iluso de nuestra parte creer que con esto se perdió la libertad de expresión  que Carmen representa, porque las redes sociales han demostrado que mientras más se censura mas fuerza se genera.  Ahora solo queda esperar en que nuevo espacio resurgirá Aristegui y su equipo, ¿será alguna cadena ya conocida? ¿Será un movimiento independiente? ¿Será el segundo capítulo de la historia “Julio Scherer, Excelsior, Echeverria y Proceso”? Esperemos no tarde el resultado, porque personalmente, sin Carmen en el aire, me siento desprotegida sin una voz que hace contrapeso, pero nuestro compromiso como audiencia, como parte de esta lucha y como parte del cuerpo de este monstruo villano que el gobierno y los medios institucionales nunca esperaron que se formara, necesitamos estar ahí, sintonizando, escuchando y criticando la verdad vaya a donde vaya. Veremos si así, si con la misma fuerza que salió Aristegui de MVS regresa a cualquier otro espacio, la censura (llámese como se llame, o generada por quien la genere) se dé cuenta que la mejor manera de restar críticas hacia su persona, es haciendo las cosas bien, no callando a quien los juzga, critica y expone cuando las hacen mal.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s