De Opinión de Marisa / Historia / Nacional

El asesinato de Colosio a 23 años

Luis Donaldo

Colosio fue más que un candidato asesinado. Colosio fue un fenómeno nacional que ha pasado a la historia por la impotencia del cinismo político y por lo que Colosio marcaba y representaba para su época.

Para todos los que estábamos muy pequeños para recordar, me gustaría brevemente representar en contexto histórico que se vivía en marzo de 1994 en México: Era el ultimo año de sexenio de Carlos Salinas de Gortari, a principios de ese mismo año, el conflicto de Chiapas (EZLN) había estallado tirando en picada la popularidad del presidente que hasta entonces, había mantenido a la alta con un gobierno de protagonismo cercano al pueblo, que pretendía impulsar a México hacia el primer mundo. El Tratado de Libre Comercio se acababa de firmar con Estados Unidos y Canadá, y en publicaciones internacionales se había hablado de México como un país con futuro prospero para inversionistas. Sin embargo los mismos especialistas lo han afirmado, a Carlos Salinas, su ultimo año de gobierno,  el control se le fué de las manos.

Como todos sabemos, los años de mandato priísta se habían caracterizado por la sucesión al poder de el “compadre” del presidente, que seguía la misma linea de gobierno que el anterior, y parecía que en este caso no iba a ser la excepción. Carlos Salinas, destapó públicamente a su candidato: Luis Donaldo Colosio en noviembre de 1993, quien para entonces había ocupado el cargo de titular de SEDESOL.

Ante la imposibilidad de una re-elección abierta, Carlos Salinas buscaba entregar el poder buscando perseverar en el, una figura que diera la cara mientras gobernaba el mismo poder. Sin embargo Colosio tenia ideas propias, amor a su país, ganas de rescatar a México y el carisma e inteligencia necesario para lograrlo.

Fue entonces cuando el gobierno  vio como enemigo a una persona con ideales firmes y todos sabemos lo que sucedió: el 23 de marzo de 1994, Luis Donaldo Colosio encabezaba un mitin político en la colonia Lomas Taurinas en Tijuana (una colonia marginada que había recibido ayuda de SEDESOL).  Mientras caminaba en la multitud, cerca del pueblo (supuestamente resguardado por escoltas de seguridad) una mano armada logró llegar al lado del candidato, para apuntar directamente a su cabeza, y así terminar con la vida de Luis Donaldo. Al son de “la culebra” y frente a cientos de personas y cámaras de televisión, el cuerpo de Colosio quedó tendido en el polvoso suelo de Lomas Taurinas. Fue trasladado en ambulancia a un hospital en donde se confirmó la noticia de su muerte.

La noticia interrumpió toda programación. Había muerto el candidato priísta a la presidencia, imaginemos la magnitud como si asesinaran a cualquier candidato a la presidencia actual, y más aun cuando en aquellos días el candidato a la presidencia por parte del PRI, era la figura del próximo presidente de la República. No hubo mexicano al que no le sorprendiera y doliera profundamente la noticia, no hubo ama de casa que no llorara y compartiera el dolor de Diana Laura, esposa del candidato que enfrentaba un cáncer terminal, dejando a dos pequeños.

Similar al caso del asesinato de Kennedy, se dió la teoria de un asesino solitario, llamado Mario Aburto, que fue entregado a las autoridades y encarcelado a pesar de haber salido negativo en la prueba de plomo. Sin embargo  la opinión popular que prevalece es que se trató de un complot orquestado y dirigido en el seno del propio PRI, ordenado directamente por el entonces Presidente de México, Carlos Salinas de Gortari, a través de su jefe de asesores, José María Córdoba Montoya.  Con la detención de Mario Aburto se cerró el caso, dejando abierta la injusticia del asesinato.

DISCURSO DEL 6 DE MARZO: DATO HISTÓRICO PREVIO AL ASESINATO

Discurso 6 de marzo 1994

17 días antes de su asesinato Luis Donaldo había dado un discurso de 1 hora en el Monumento a la Revolución, en la Ciudad de México que el mismo historiador Enrique Krauze calificó como “El discurso histórico más importante del siglo XX en términos de democracia”. Frente a miles de personas, Colosio expuso publicamente su linea de gobierno, una linea muy diferente a la que sus antecesores habían llevado, y a la que su partido queria llevar. Colosio hablo de el México real que tenia frente a el:

“Yo veo un México con hambre y sed de justicia, un México de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían de servirla, de mujeres y hombres afligidos por abuso de las autoridades o por la arrogancia de las oficinas gubernamentales (…) Veo a ciudadanos angustiados por la falta de seguridad, ciudadanos que merecen mejores servicios y gobiernos que les cumplan (…).

En este discurso, describió a un México muy similar al que nosotros vemos hoy en día. Hace 20 años las necesidades ya existían y eran claras, y existió también una persona que rompiendo la linea de gobierno que le habían estipulado, realmente buscaba conseguir un verdadero cambio para el país. Luis Donaldo Colosio fue el primer caso de un democrata priísta y pudo ser el detonante  hacia un cambio en el futuro de México. Pero como toda persona con ideales firmes, el gobierno lo vio como enemigo en potencia, decidiendo así el futuro que todos conocemos.

Es la hora del combate a la desigualdad, del combate a la pobreza extrema, de hacer justicia a nuestros indígenas, de respetar su dignidad (…) Es la hora de superar la soberbia del centralismo. Es la hora de una educación nacionalista y de calidad, de una educación para la competencia. Es la hora de nuestras escuelas, de nuestros tecnológicos. Es la hora de la universidad pública en México, de la gran infraestructura para la capacitación de todos los mexicanos que quieran progresar. La educación es nuestra más grande batalla para el futuro(…) Es la hora de reformar el poder, es la hora de la democracia en México(…) Es la hora de cerrarle el paso al influyentismo, a la corrupción y a la impunidad”

Colosio en su discurso dejo muy clara la idea de la reforma del poder que el buscaba. Sin embargo, como la misma Diana Laura (viuda de Colosio) lo afirmó:  “Las balas del odio, el rencor y la cobardía dieron fin a la existencia de Luis Donaldo Colosio”

Aún sin haber vivido de cerca este suceso, se eriza la piel de coraje de escuchar a un hombre que con ideales firmes realmente buscaba un mejor futuro, y realmente quería gobernar en la linea correcta. Sin embargo el mensaje de su final fue muy claro, a un injusto grupo de poder no le convenía la justicia de la mayoría, la justicia de México.

La bala que mató a Colosio hirió a cada mexicano queriente de su país. Fue esa misma bala la que destruyó la credibilidad de Carlos Salinas, la que indigno a todos los ciudadanos que veían en Luis Donaldo una esperanza, la que impactó en el corazón de las madres mexicanas que veían en Diana Laura un ejemplo de coraje y fortaleza en el momento más difícil de su vida, y la que despertó el coraje ante una injusticia que 22 años después seguimos recordando y criticando. Al morir Colosio, murió la esperanza de un desarrollo político justo para el país. Murió ahí una parte de México, siendo literalmente asesinada por la injusticia y corrupción.

Colosio, fue una persona orgullosa de provenir de la cultura del esfuerzo y no del privilegio, pero no hay que olvidar que siempre una persona con ideales es el enemigo más grande del autoritarismo corrupto, y Colosio con su ejemplo y específicamente con su discurso fue el más claro ejemplo.

A 22 años no pretendo solo recordar y no olvidar la injusticia más grande que se vivió en Lomas Taurinas, pretendo concientizar y recordar, como las injusticias que vivimos hoy en día se vienen arrastrando desde hace 22 años, como no son invisibles y como los ojos del gobierno si son capaces de reconocerlas, pero no de luchar para erradicarlas.

Resaltar y conmemorar la ideología de Luis Donaldo Colosio es intentar encontrarle un sentido a su muerte, porque una persona que literalmente muere por sus ideales no puede ser olvidada, y si sus ideas siguen vivas, se puede decir que su muerte no fue en vano. 

A diferencia de otros politicos, Colosio aceptaba su responsabilidad como gobierno como causante de dichas injusticias, un político humano, con ganas de buscar una justicia para el país, a un padre de familia que a pesar de las condiciones que enfrentaba en su vida personal (la enfermedad de su esposa) tenia rabia y coraje para gobernar, mismo padre de familia y ser humano que terminó igual que sus ideales, cayendo a los pies de una multitud necesitada.

Hoy, en pleno 2014, yo sigo viendo un México con hambre y sed de justicia, sigo viendo un México de gente agraviada, de hombres y mujeres afligidos por abuso de las autoridades y por la arrogancia de las oficinas  gubernamentales. Sigo viendo a ciudadanos angustiados por la falta de seguridad, sigo viendo a ciudadanos que merecen mejores servicios Y GOBIERNOS QUE CUMPLAN.

No dejemos arrastrar más años las injusticias sociales que venimos arrastrando ya por 22, escuchar el discurso de Colosio no solo nos hace repudiar al gobierno, sino también centrarnos en nuestras responsabilidades como sociedad.

La mejor forma concluir, es analizando una frase textual de Diana Laura, con la que describía a su difunto esposo Luis Donaldo, y que como ciudadanos deberíamos analizar y poner en practica:

“El mundo no nos ha sido heredado por nuestros padres, nos ha sido prestado por nuestros hijos”

Ese era Luis Donaldo

D.E.P. Luis Donaldo Colosio

Advertisements

2 thoughts on “El asesinato de Colosio a 23 años

  1. Con interés sigo sus colaboraciones porque siempre me aportan algo más para mi análisis.
    En el caso de este editorial, con respeto le participó mi desacuerdo, concretamente con la autora intelectual del para mi doloroso homicidio de Luis Donaldo.
    Yo saludé en Chihuahua al candidato y representaba para mi y millones de mexicanos y de priistas la gran esperanza. Su muerte nos representó el triunfo de los poderes facticos sobre cualquier interés nacional.
    Sin embargo creo que al culpar a Carlos Salinas de su muerte, cae precisamente dónde el autor intelectual, quería que cayeran todos. Con la brillante inteligencia de CSG (aquien culpo de corrupción inedita) le hubiera sido obvio pensar que con la muerte de Luis Donald o él sería, como lo fue, el más perjudicado. Por ello, coincido con la participación de Córdoba Montoya, y la elevo a grado se autora intelectual, para perjudicar a Salinas, dejando a Ernesto Zedillo, como presidente. Córdoba a través de Zedillo respondió a los intereses financieros transnacionales y del narcotrafico opuestos a la “nomenclatura” por un lado, y a Salinas Coloso por el otro.
    P.D. Colosio tan no rompió nunca con Salinas, que le envió para su aprobación el memorable discurso en el Monumento a la Revolución, quien voy algunas enmiendas lo aprobó.

    • Agradezco mucho tan interesantes reflexiones, primero que nada gracias por leer y comentar en los artículos aquí publicados. La teoría que aquí me presentas nos invita a involucrarnos mucho más en el tema, más allá de las versiones institucionales que siempre dejan mucho que decir. Te agradecería mucho seguir alimentando las publicaciones, y compartiendo conmigo o con los lectores experiencias tan interesantes como la oportunidad de saludar a Luis Donaldo Colosio. ¡Es un placer siempre saber de lectores conocedores e involucrados en el tema! Gracias por tus comentarios, esperamos más…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s