De Opinión de Marisa

¿Qué significa el “Happily ever after”?

CYJ

Este fin de semana tuve el privilegio de asistir a la boda de dos muy buenos amigos. Se perfectamente que este no es el sentido de mi blog, y que probablemente a muchos les valga madres a donde fui o no fui, pero a fin de cuentas es MI blog, y al igual que el 31 de octubre (dia de mi cumpleaños) puedo hacer con estas dos cosas lo que me plazca, (además un poco de amor y buenos deseos no nos caen nada mal entre tanta noticia de guerra y dolor).

A diferencia de muchas ceremonias matrimoniales a las que he acudido, esta en especial me toco vivirla un poco más de cerca, convivir y platicar con los novios en varias ocasiones antes del gran dia, cosa que me dio la oportunidad de darme cuenta de los preparativos “reales” que lleva una pareja antes de llegar al altar, preparativos que en esta pareja en especial fueron mucho más allá de buscar banquetero y encontrar al DJ ideal.

Una frase del novio me quedo sumamente marcada, “si te preparas para presentar un examen ¿por que no vas a hacerlo para la decisión más importante de tu vida?” Frase y reflexión más cierta no he encontrado, compartir el proyecto más importante que tienes (tu vida entera) con una persona es algo que no debería tomarse a la ligera, y todo tipo de platicas, preparaciones y cuestionamientos son validos antes de una importante decisión.

Resultado de tanta madurez, preparativos, platicas en común y cuestionamientos necesarios, multiplicados por mucho mucho amor fue lo que todos presenciamos en la boda, una pareja relajada, confiada de la decisión que estaban tomando, sin dudas ni nerviosismos innecesarios fue lo que vimos reflejado en los novios a la hora de bailar el vals (un vals que duró más de 7 horas porque nunca se despegaron en la pista).

Y ahora si, arrancaron la carrera y el camino que REALMENTE significa “casarse”, ese camino que termina el día de la ceremonia, cuando te quitas el vestido y el spotlight de novia y novio para pasar a ser esposa y esposo, ese camino para el que ellos realmente se prepararon, camino por el que estoy segura que será lleno de más amor y más felicidad siempre.

Fue esta boda en particular la que me hizo entender que para lo que realmente te tienes que preparar es para el dia después de la ceremonia, para ese dia en el que el protagonismo termina, para ese camino donde ya no entran banqueteros, tus papas, tus amigos, el fotógrafo, ni los dj´s, para ese proyecto en el que solo están ustedes dos, para esa dinámica en la que ya no llevas el maquillaje perfecto ni el soundtrack y las cámaras detrás de ti capturando cada momento, para esa rutina en la que la monotonía regresa, para “ese” camino para el que todos deberían de prepararse.

Gracias Ceci y Juanqui por contagiarnos tantas lecciones, tanto amor y tanta felicidad, que vengan mil años de amor y mil parejas más como ustedes. ¡Los quiero mucho!

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s