De Opinión de Marisa

21 CDMX; Intentando describir lo indescriptible

21kcdmx2

Correr distancias largas es una pasión que pocos comprenden. Mi papá me comentó que algunos corredores se infartan en carreras, mi mamá me repitió una y mil veces que no era obligación acabar los 21 kilómetros a los que me había inscrito, y el resto de la gente me cuestionaba que por que lo había hecho.

Llegue en Uber, (no pensaba caminar 1 solo metro antes de empezar a correr 21 km), y en mi trayecto veía a gente que corría hacia la salida, no por prisas sino por pasión. Unos 20 mil competidores esperaban uniformados, todos amontonados y formados en la línea de salida y todos con una ansiedad de adrenalina que repito; pocos entenderán.

Fue mi primer medio maratón, me inscribí por inercia (como hago muchas cosas en la vida) y como la mayoría de las cosas que me han llegado por casualidad, fue de las mejores experiencias de mi vida. Me apareció en Facebook el anuncio y siempre había estado en mi bucket list ser “maratonista”, tenia la teoría y quería confirmarla que es un reto mental, tu mente venciendo al cansancio de tu cuerpo, y visualizarte en la meta es lo único que necesitas para lograrlo (o al menos eso creía). Creía, que esto iba a ser una manera de demostrarme que con tenacidad, disciplina, entrenamiento, pasión y fuerza mental puedes lograr todo lo que te propongas en la vida, no importa que tan difícil sea. Y así fué.

Entrené dos meses antes, con mucha menos disciplina de la que se debía, corría esporádica-mente metas largas que yo sola me imponía, todas las alcance, todas las disfruté y en todas me convencía a mi misma que las únicas barreras son mentales (eso creía yo).

Una semana antes del “gran día” me entró más el nervio (como me pasa SIEMPRE con los nuevos retos que me impongo), me puse a llamarle a todos mis conocidos corredores por tips, consejos, bendiciones y recomendaciones. “Prueba el gel de proteína” “Desayuna a las 4:30 am”, “Come pura pasta una semana antes” “Toma agua de coco” “No tomes agua de coco” “Llevate gomitas para el mero dia” “No experimentes nada el mero dia” etc etc etc (Aquí mi agradecimiento a Alejandro, Ale, Luis y Sofia por escuchar mis nervios vía whats app voice notes).

Con la teoría lista y pensando que la practica la dominaría con la mente llegue el domingo 31 de julio a formarme en reforma, como todos los corredores emocionados una noche antes preparé mi ropa, mi numero, mi uniforme e increíblemente me desperté antes que la alarma. Desayune mi barra de proteína, el plátano que había comprado en un Samborns a $5 y me hidraté. Ya formada en reforma escuche el himno nacional, los corredores lo entonamos antes del arranque, nada me motiva más que mi bandera y mi país. A las 7:00 am en punto se dio la salida para el primer grupo, esos expertos que sacan el kilómetro en menos de 4 minutos. Yo estaba en el quinto bloque, así que a las 7:20 estaba cruzando la línea de salida. E inició.21kruta

Porras, gente, emoción… Los primeros kilómetros los corrí por Reforma, viendo el Ángel, la Bolsa de Valores, El castillo de Chapultepec de fondo, realmente mi país es hermoso. A partir del kilómetro 4 el camino se puso difícil, no por desgaste sino porque venían 6 kilómetros de subida, delante de mi iba un señor, con una sola pierna usando dos muletas, y el camino no parecía complicársele. Algunos otros corrían con compañeros en sillas de rueda, uno más vestido de luchador, otro valiente con penacho y un competidor muy original dominando un balón de futbol sin errar durante todo el trayecto.

Como todo lo que sube tiene que bajar, la ruta me regaló 4 kilómetros más de bajada, tiempo perfecto para recuperarte de la subida anterior y para empezar a mandar las respectivas selfies a tus familiares. En esta bajada tuve de frente el auditorio Nacional, y la bandera mexicana ondeando se ve muy diferente cuando vas corriendo en medio de la calle. El km 11 marcó la entrada al bosque de Chapultepec, acompañado de una subida pronunciada de un par de kilómetros llegué a la parte más difícil de mi recorrido. Fue en el kilómetro 15 que la pierna derecha no me respondía, me dolía la articulación mucho y por más que intentaba sacar el “fua” mis tennis rosas se arrastraban en el pavimento, ¿y tu fuerza mental comadre? , te mentiría si te digo que no pensé en salirme de la ruta, la mente te empieza a jugar chueco, ¿y si mis papas tenían razón? ¿Qué tal si me lesiono para toda la vida? Me muero si por este chistesito ya no voy a poder usas tacones nunca más, ¿Dónde fregaos esta mi porra? Etc, etc, etc. Aquí te levanta la gente de tu alrededor, le agradezco EN EL ALMA a toda la porra desconocida que viendo mi cara de sufrimiento me alentaba a seguir corriendo, a la señora que me detuvo cuando se me paralizó la pierna y con ese típico grito mexicano de “tu puedes chingao” me hizo regresar a trotar (o a arrastrar las piernas simulando hacerlo), Kilómetro 17, Kilómetro 18 LOS MÁS ETERNOS DE MI VIDA, aquí si te puedo decir que fue fuerza mental, porque el físico ya no daba, pensamientos que te inspiran, el ego que te niega parar y la idea de que las personas que más quiero estaban a escasos 500 metros de mi (o al menos eso creía).

En el kilómetro 19 encontré el verdadero “fua” que  necesitas en la vida, mi mamá y mis hermanos estaban gritándole al pedazo de corredora que vieron pasar, realmente me lo había imaginado en mi cabeza muy diferente, pensé llegar más entera, pero también pensé que no me emocionaría tanto, ahí brincó mi hermano conmigo a terminar los últimos 2 kilómetros. En el kilómetro 20 me encontré a Miguel, mi otra motivación y aunque ya estaba a metros de la meta jamás había visto tan distante al Ángel de la Independencia, cruce la meta con mucho más dolor físico del que imagine, emocionada por lograrlo pero molesta conmigo misma por el bajón físico para el que no me preparé. Las horas siguientes sirven para analizar en tu cabeza y explicarle a tu gente todo lo que te falló; “Mi ipod contó mal los kilómetros todo el tiempo”, “había bastante subida” , “la rodilla me traicionó” “un señor me apadrinó y corrió conmigo la mayor parte de la carrera, increíble” “vieron al de la silla” etc.

Saben que siempre me gusta sacarle moraleja a las cosas, y esta no va a ser la excepción; prepararte o no, no va a depender de si terminas o no la ruta, sino de si disfrutas los kilómetros o los sufres, en mi caso fue 50% y 50%, tu mente CLARO que es mucho más fuerte que tu cuerpo, y cuando terminas retos así te convences que no hay nada que no puedas lograr, por supuesto con la debida preparación, ahora me acuerdo del kilómetro 17 y el desgaste mental y físico que tenia y hasta lo disfruto, ¿Por qué? Porque lo vencí.

Varios temas me animaron en el camino, cartulinas de “Recarga energía aquí” en donde pasabas a chocar la mano con una señora mayor, o letreros de “el dolor es temporal pero la victoria es permanente”, si algún dia ven a un corredor, motívenlo, seguro se los van a agradecer.

Tres días después, ahora que recuperé la movilidad de mis piernas; ¿con que me quedo? Con el reto de mejorar mi tiempo para el siguiente, con las ganas de motivar a toda la gente que vea a mi alrededor aunque no vayan corriendo literalmente, con más ganas que nunca de fomentar la solidaridad mexicana, con la certeza que mi cuerpo obedece a mi mente, así que si lo puedo soñar lo puedo lograr, y con la certeza pura de que mi gente y mi porra son la motivación más grande que puedo encontrar en todo camino.

Hace algún tiempo había visto un vídeo de Youtube; esos locos que corren; ahora lo veo nuevamente y me rió con cada frase porque no hay nada más cierto. Disfrutenlo y animense a inscribirse a estos retos, valen la pena.

“Dicen que pocas personas en estos días tiene la capacidad de estar solos, consigo mismos”, “Dicen que conversan sus miedos con ellos mismos”, “Dicen que ellos lo disfrutan” 

Advertisements

One thought on “21 CDMX; Intentando describir lo indescriptible

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s