Entiende en 10 puntos / Internacional

Los 5 golpes con los que México podría tumbar los planes de Trump

mexico-vs-trump

Donald Trump agarró a México como su punching bag desde que arrancó su campaña presidencial hace 20 meses. Y no ha dejado de soltar golpes bajos.

No cabe duda que el “éxito” de Trump como presidente depende de su capacidad de poner a México contra las cuerdas: sus planes para deportar a millones de inmigrantes y construir un muro en la frontera, sus esfuerzos para regresar los empleos a Estados Unidos, y su promesa de renegociar el TLCAN e imponer un impuesto fronterizo.

Pero México podría estar aguantando los golpes y esperando. Y si el guerrero Azteca saca todo lo que tiene en las últimas rondas, el presidente estadounidense podría estar en problemas.

Aquí subrayamos cinco maneras en las que México podría detener las promesas de campaña de Trump y así entorpecer su reelección:

1. ¡Buena suerte con los pagos del muro, gringo!

La promesa central de la campaña de Trump podría convertirse en el mayor fracaso de su presidencia. Sus planes para el muro fronterizo, con un precio estimado de entre $15 mil millones y $21 mil millones de dólares, tiene a los conservadores fiscales, y a las persona sensatas, rascándose la cabeza. No sólo es un plan con malas intenciones, ineficaz, e improbable, también es un proyecto carísimo que no debería empezar sin un plan de pago que sea viable.

Trump y el 38% de los estadounidenses que creen todo lo dice aseguran que México va a pagar la cuenta. México insiste que no dará un solo peso.

Trump sugirió que México podría “reembolsar” a Estados Unidos por los costos de la construcción a través de un impuesto a las remesas o un arancel del 20% para los productos mexicanos. Pero si el presidente estadounidense espera que la construcción de su muro empiece “antes de lo planeado”, como afirmó la semana pasada, tendrá que diseñar un plan de pago sin ambigüedades.

Mientras tanto, México debe seguir recordándole al mundo que no pagará por el muro de Trump. Entre más lo repita, Trump se sentirá más presionado para salir de la demagogia y mostrar sus cálculos.

2. México es para los deportados mexicanos

El Departamento de Seguridad Interna anunció la semana pasada un posible plan para deportar a México a todos los inmigrantes indocumentados detenidos en la frontera, independientemente de su país de origen.

Sin embargo, México puede detener ese plan ya que se necesitan dos países para deportar a alguien de manera legal. El gobierno mexicano ya ha dicho que de ninguna manera piensa aceptar a los deportados que no son ciudadanos mexicanos.

Eso sería un problema para Trump ya que Estados Unidos detiene a muchos más inmigrantes indocumentados de Centroamérica que de México.

deportaciones-2016

Trump cree que puede acelerar las deportaciones y ahorrarle al país millones en gastos de repatriación si simplemente manda a todos a México. Pero se equivoca.

Sin la ayuda de México, va ser muy difícil que Trump llegue a expulsar a inmigrantes más rápido que Obama.

3. México puede abrir la llave de la frontera sur

México es y ha sido la primera línea de defensa por varios años. Han controlado la frontera sur y ha detenido a muchos centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos. Si Trump cree que los inmigrantes están llegando en masa ahora, seguramente enloquecería si México ignora su frontera con Guatemala y deja a todos pasar.

México podría aumentar el flujo de inmigrantes en la frontera con Texas. México podría saturar a los Estados Unidos con inmigrantes si se hace a un lado y simplemente apunta hacia el norte.

 Es una carta que México podría usar para mostrarle a Trump que Estados Unidos se beneficia de una alianza, no de atacar a su vecino y construir un muro.

4. La guerra contra el narcotráfico

La misma lógica aplica para la guerra contra el narcotráfico. Trump ha criticado la efectividad de México contra los “bad hombres”, e incluso “bromeó” sobre mandar tropas estadounidenses a México para combatir los cárteles.

Sin embargo, México podría tener la última palabra si quita su pie del acelerador y deja que la responsabilidad recaiga sobre Estados Unidos.

La guerra contra el narcotráfico encabezada por Estados Unidos ha desatado mucha violencia en México. También ha costado demasiadas vidas y dinero. ¿Pero qué si México legaliza las drogas?

La Suprema Corte de México tomó un paso en esa dirección cuando votó a favor de un pequeño club de cannabis que argumentó que el uso recreativo de la marihuana es un derecho humano. Si México toma más pasos hacia la legalización, dejaría a Estados Unidos solo para tratar de controlar el problema de la demanda.

México también podría complicar la cooperación en la guerra contra el narcotráfico si detiene los esfuerzos de intercambio de inteligencia que son vitales para la seguridad de los Estados Unidos. Algunos analistas mexicanos incluso están pidiendo la expulsión de todos los agentes de la DEA que operan en México. Algunos legisladores han advertido que México podría revisar todos los acuerdos bilaterales de seguridad si Trump sigue trabajando en contra de los intereses mexicanos.

Estados Unidos le ha prometido millones de dólares en ayuda a México para la guerra contra el narcotráfico a través de la Iniciativa Mérida. Sin embargo, el dinero ha tardado tanto en llegar a México que ha dejado de ser un arma valiosa. No existen grandes incentivos para continuar con la misma estrategia.

En pocas palabras, México es un aliado importante para la seguridad de los Estados Unidos. Y en este momento, el Tío Sam necesita muchos amigos.

5. La guerra de maíz

Si la Casa Blanca empieza una guerra comercial, México podría responder de forma inteligente si ataca productos específicos y a los estados donde más le duele a Trump.

El Secretario de Economía de México ha advertido que el país responderá inmediatamente a cualquier arancel impuesto por la administración Trump. México ya ha demostrado que tiene dientes.

En 2009 el gobierno mexicano impuso 2.4 mil millones de dólares en aranceles para aproximadamente 90 productos estadounidenses después de que Estados Unidos limitara el uso de sus carreteras para los transportistas mexicanos. México demandó a Estados Unidos y ganó debido a que la limitación violaba los términos del TLCAN. Estados Unidos retrocedió.

Ahora un grupo de senadores mexicanos amenaza con sustituir el maíz amarillo que México le compara a productores estadounidenses por el maíz de Brasil, Argentina, y Canadá entre otros países. El boicot de maíz está diseñado específicamente para atacar a los estados del llamado corn belt que votaron por Trump: Iowa, Kansas, Minnesota, y Nebraska.

Si se aprueba la ley del maíz en México, sería un golpe que podría sacarle el aire a la base conservadora de Trump.

En fin, el movimiento estadounidense contra Trump ha estado buscando héroes, ya sean activistas, celebridades, líderes demócratas, republicanos rebeldes, la Corte Suprema, espías e incluso soplones.

Tal vez deberían mirar más hacia el sur para encontrar su respuesta.

México tiene muchas ventajas y una gran cantidad de herramientas a su disposición para luchar contra Trump. Así que ten cuidado gringo, ya que el país que has difamado podría suscitar tu caída.

*Texto original de Fusion.net / Redacción Tim Rogers  y Rafa Fernandez De Castro

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s